29 de marzo de 2016

CRÍTICA: Batman V Superman

DC vs Marvel

Dirigida por: Zack SnyderEscrita por: Chris Terrio y David S. GoyerReparto: Ben Affleck, Henry Cavill, Jesse Eisenberg, Amy Adams, Diane Lane, Laurence Fishburne, Jeremy Irons, Gal Gadot, Holly Hunter, Scott McNairy, Callan Mulvey, Michael ShannonDuración: 151 minutos.

Mi nota: 7/10.

En un tuit: 'Batman v Superman' tiene momentos clave, pero no convence en su conjunto. Y no es 'Los Vengadores' #micrítica 7/10

¿Sabías que...? El anuncio de que habría una segunda entrega del nuevo hombre de acero, y que esta le enfrentaría a Batman, provocó toda serie de especulaciones en Internet sobre la trama. Una de las más intrincadas (aquí una muestra) hacía referencia al hombre murciélago, y aseguraba que en realidad no era Bruce Wayne, sino Slade Wilson, alias Deathstroke, que le habría suplantado. Por lo tanto, se confiaba en que Christian Bale pudiera retomar su papel como el caballero oscuro, y de ahí la V del título, que hacía referencia a la quinta entrega de Batman, contando la trilogía del caballero oscuro y Man of Steel, y no Vs, como tendría que haber sido. Un lío entretenido.


Batman, vestido con armadura, enciende la batseñal y mira al cielo a la espera de Superman. Warner, 2016.
Batman, a la espera de uno de los momentos clave de la película. Warner. 


Mi opinión: Ya está aquí. La película DC llamada a combatir con Marvel. Porque, por mucho que el título hable de un cara a cara entre los mejores del mundo, Batman versus Superman, lo que está claro es que esta producción pretende, en una entrega, dar impulso a la saga del hombre de acero, servir de reboot de las películas sobre el hombre murciélago (un Ben Affleck que, todo hay que decirlo, cumple en el papel) y preparar el terreno para la Liga de la Justicia de América, la gran apuesta de Warner para luchar con Los Vengadores (2012). Casi nada. ¿Y tanta expectación está justificada? A Batman v Superman, el amanecer de la justicia le rodea cierta épica, la ambición de ser una película singular, pero el resultado no está a la altura. No es que sea una mala opción en la cartelera, pero sí densa, algo forzada, y le pesa la ambición que lleva a sus espaldas.

Habría que cuestionar si Zack Snyder, genial en películas como Amanecer de los muertos (2004), 300 (2006) o Watchmen (2009), pero algo alejado de sus grandes aciertos, era el hombre adecuado para asumir esa carga. Su tendencia al simbolismo algo impostado no ayuda y, en este caso, se vuelve repetitivo y deja en un segundo plano la acción, cuestión que en un blockbuster de libro tendría que haber estado en la portada. Puestos a hacer comparaciones odiosas, cabe preguntarse qué habría hecho Joss Whedon con este material, que es abundante y (a ratos) muy bueno.

El argumento, que de nuevo arranca con una inspiración 11/S, únicamente sirve para encarar a dos superhéroes grandiosos en un enfrentamiento más terrenal. Incluso intenta ser creíble. Ese esfuerzo merece la pena; la forma de llegar a él, no. La película quiere contar tanto que el montaje es apresurado, un puzzle mal encajado. Por lo tanto, es una película más de momentos clave (“sangrarás”) que una que convenza en su conjunto. Y, a menudo, recurre a una trama que arranca con excusas algo infantiles. Habría ayudado suprimir alguno de sus personajes secundarios, preludio de las películas que están por venir, y haber cuidado mucho más al antagonista, que no es Doomsday sino un Lex Luthor adolescente y pasado de vueltas que, prácticamente, funciona como un narrador.


A Batman v Superman le sobran flashbacks y le faltan concesiones al mero entretenimiento. Casi una entrega en dos partes (lo reconozco, es una moda sacacuartos) habría permitido hilar mejor la trama, ganar credibilidad, no perder el espectáculo. Pero, claro, ese objetivo se reserva para futuras entregas. La cuestión es si llegarán al nivel de sus competidores, o se conformarán con el resultado de la taquilla.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada